Topless, la larga lucha femenina por ir a pecho descubierto

Pendrive, Elephone, El mejor pendrive del 2018, biometrico, pendrive biometrico
Por décadas y décadas, las mujeres han intentado que la ley les permita lo mismo que a los hombres y tener la opción de decidir si exhibir o no sus torsos sin ropa. Hasta que eso no se logre, varios movimientos utilizan el desnudo como un arma de batalla.
topless

En apariencia, ¿qué hay de diferente entre un pezón masculino y otro femenino? ¿El pecho femenino es pornográfico? ¿Es amamantar en público un acto obsceno por dejar al descubierto el busto de una madre? Son varias las preguntas, movimientos y protestas que surgen a raíz del topless femenino, mientras sus defensores reclaman libertad y sus detractores alegan indecencia.

El “Tetazo” realizado ayer en varias ciudades argentinas, y en apoyo a las tres mujeres que fueron amonestadas por la policía trasandina tras intentar tomar sol en topless en una playa, recuerda una larga batalla por liberar el acto de ir a pecho descubierto, de las prohibiciones y el calificativo de indecencia. Un breve repaso: En 1930, cuatro personas fueron arrestadas por desnudar su torso en una playa de Coney Island, New York; y para 1935, el escándalo fue mayor cuando 42 fueron detenidas en Atlantic City por hacer un topless masivo.

Todos estos exhibicionistas fueron hombres, quienes cansados de ser juzgados como obscenos e indecentes, organizaron su versión retro y masculina del Free The Nipple actual, y lograron en esa misma década que la ley les permitiera ir sin camisa. Paralelamente, las mujeres aún debían preocuparse de no mostrar más allá de lo debido en cuanto a sus tobillos.

Sesenta años después, en 1992, el movimiento femenino logró un triunfo, luego de que el estado de Nueva York permitiera a las mujeres ir en topless. Por eso fue tan extraño que en 2008, 16 años después de ser legal para ellas, la policía neoyorquina arrestara a una mujer por tomar sol sin la parte de arriba del bikini. Tras un segundo topless de ella, arriesgó una pena de 16 días en la cárcel si no pagaba una multa de $816 dólares.
“Me niego a pagar por un acto que es legal para un hombre pero no para una mujer”, argumentó entonces Phoenix Feeley, quien luego fue liberada de cargos y recibió una indemnización de 29 mil dólares de parte de su ciudad.
“Hacer topless es lo que hemos tenido que hacer para comenzar un dialogo de verdad acerca de la igualdad”, aseguró por 2014 Lina Esco, directora de la película “Free the Nipple” y creadora del movimiento, al que por años se han sumado cantantes y modelos.
El arma de la batalla por la igualdad Actualmente, mientras en Argentina se realizan topless masivos para pedir la “soberanía” femenina sobre sus propios cuerpos, en Chile, el único lugar donde se permite que una mujer pueda ir con sus pechos descubiertos es en la playa nudista Luna de Horcón (Valparaíso). Cualquier otro balneario –y a menos que Spencer Tunick aterrice en el país-, se podría ajustar al artículo 373 del Código Penal que se refiere a todos los espacios públicos, y que habla de hechos “que de cualquier modo ofendieren el pudor o las buenas costumbres”.

Un concepto diametralmente distinto se maneja en el Mediterráneo español, donde por décadas, a los veraneantes les es raro encontrar alguna mujer en la playa que tenga puesta la parte de arriba de su bikini.

Las redes sociales tampoco se salvan de estas diferencias, habiendo plataformas que permiten un topless y otras que los censuran entre sus bases. Esto lo vio de cerca Leslie Power, la psicóloga chilena que en 2011 se hizo internacionalmente conocida, tras subir una foto de ella amamantando a su guagua, hecho que Facebook consideró motivo suficiente para cancelar su cuenta. “No te preocupes, esta foto no tiene nada de malo. Son pezones de hombre”, decía tres años después un movimiento argentino (“Girl Power”), que llenó la red social de fotos de sus integrantes con sus pechos sin ropa, pero con un torso descubierto masculino sobre estos.
 “La mujer desnuda generalmente se la ve como sexual, ya sea un desnudo artístico o amamantando a su hijo (…) La cultura machista en la que vivimos es así”, aseguró entonces a Emol una de sus líderes. Asimismo, Instagram no ha estado exento de críticas, y una serie de mujeres, famosas y no, han hecho suyo el hashtag #FreeTheNipple, tapando con estratégicos dibujos sus pezones, luego de que la red social censurara una y otra vez, una serie de imágenes en las que se veían pechos desnudos femeninos. En oposición a eso, Scout Willis, una de las hijas de Bruce Willis y Demi Moore, salió en 2014 a caminar por Nueva York en topless y subió las imágenes en Twitter, donde sí se permitía la publicación de tales imágenes. 
"Legal en NYC pero no en @instagram", señaló. "Mi conformidad con mi cuerpo no debería estar dictada por la perspectiva que otros tengan sobre mí. De cualquier forma, no quiero obligar a nadie a ver esto", escribió, agregando: "Si no les gusta lo que ven, simplemente dejen de seguirme".
Síguenos en Twitter:
Hazte fan de nuestra página en Facebook:
Comparte:

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Siguiente... »