5 innovaciones de IBM que cambiaran nuestras vidas

Pendrive, Elephone, El mejor pendrive del 2018, biometrico, pendrive biometrico

IBM anunció su lista anual “IBM 5 en 5” en la que se presentan cinco innovaciones científicas y tecnologías que en los próximos cinco años tendrán un gran impacto en su forma de vivir y trabajar. La lista de innovaciones se basa en tendencias sociales y de mercado, así como en tecnologías emergentes de los laboratorios de IBM que pueden hacer que estas transformaciones sean posibles.

1. Gracias a la inteligencia artificial, nuestras palabras serán indicios de nuestra salud mental
Si la mente es una “caja negra” cuyo funcionamiento no comprendemos totalmente, el lenguaje es la “llave” para entenderla. En cinco años, lo que digamos y escribamos será un indicador de nuestra salud mental y nuestro bienestar físico.

Contaremos con sistemas cognitivos capaces de analizar nuestra habla y escritura e identificar patrones que podrían ser señales de una posible enfermedad mental y neurológica en una fase muy inicial. Si, además, se suman estos resultados al análisis de imágenes o al análisis de dispositivos wereables, los médicos podrán obtener una pintura más completa.

Actualmente, científicos de IBM están analizando transcripciones de entrevistas psiquiátricas con máquinas de aprendizaje para identificar patrones en el habla que puedan ayudar a los médicos a predecir y monitorizar enfermedades como la psicosis, esquizofrenia, manía o depresión. Y en el futuro, podrían utilizarse técnicas similares para ayudar a pacientes con Parkinson, Alzheimer, Huntington, autismo o déficit de atención.

2. La hiperimagen y la inteligencia artificial nos proporcionarán una vista de superhéroe
En cinco años, tendremos nuevos dispositivos que, combinando múltiples bandas del espectro electromagnético, nos permitirán ver mucho más allá del dominio del espectro visible y nos rebelarán hallazgos o peligros que si no estarían escondidos a nuestra vista. Pero lo más importante es que estos dispositivos serán accesibles, asequibles y portátiles, de tal manera que tener una supervisión formará parte de nuestra experiencia diaria.

Algunos ejemplos serían, entre otros, la posibilidad de ver lo invisible o aquellos fenómenos físicos vagamente visibles podrían ayudarnos a mejorar las condiciones de conducción de los automóviles tradicionales o de los coches autónomos. También, con esta tecnología incorporada a nuestros teléfonos móviles, se podrían tomar imágenes de nuestra comida y mostrarnos su valor nutricional o saber si algo es o no seguro para comer.

3. Los macroscopios nos ayudarán a comprender la complejidad de la tierra en un detalle infinito
En cinco años, utilizaremos algoritmos de máquina de aprendizaje y software que nos ayudarán a organizar la compleja información sobre el mundo físico que nos rodea, recogida por miles de millones de dispositivos conectados. A esto lo llamamos macroscopio, ya que, a diferencia del microscopio y su capacidad de ver lo que es muy pequeño, o del telescopio, que puede ver lo que está muy lejos, se trata de un sistema de software y algoritmos que podrán integrar todos los datos complejos de la Tierra para analizarlos y hacer hallazgos a partir de ellos.

En 2012, IBM Research comenzó a investigar este concepto en la empresa Gallo Winery, e integró el sistema de irrigación con las condiciones meteorológicas y de la tierra y otros datos procedentes de sensores con el fin de predecir la irrigación óptima necesaria para producir la mejor uva. En el futuro, utilizaremos las tecnologías macroscópicas para aplicar este concepto a cualquier lugar del mundo.

4. Mini laboratorios médicos dentro de chips serán como detectives descifrando una enfermedad al tamaño de nano escala
Durante los próximos cinco años, contaremos con minúsculos laboratorios médicos dentro de un chip que actuarán como nanodetectives sanitarios persiguiendo pistas invisibles en nuestros fluidos corporales que nos harán saber de forma inmediata si hay alguna razón para ir al médico. El objetivo es concentrar y reducir en un único chip de silicio todos aquellos procesos que normalmente se llevarían a cabo en un laboratorio de bioquímica a escala real.

La tecnología de laboratorio en un chip podría incorporarse en un dispositivo portátil que permitiera a las personas medir rápida y regularmente una serie de biomarcadores localizados en sus fluidos corporales y enviar la información a la nube cómodamente desde sus casas. Esto, combinado con datos de otros dispositivos de Internet de las cosas, como monitores del sueño, relojes inteligentes, etc. y unida toda esta información, podría proporcionarnos una pintura muy completa de nuestra salud y alertarnos a la primera señal.

Científicos de IBM están desarrollando esta nanotecnología de laboratorio en un chip capaz de aislar biopartículas de menos de 20 nanómetros de diámetro, una magnitud que nos permite acceder al ADN, virus y exosomas. Estas partículas podrían analizarse para potencialmente revelar la presencia de enfermedades antes de los primeros síntomas.

5. Sensores inteligentes detectarán la polución medioambiental a la velocidad de la luz
En cinco años, nuevas y accesibles tecnologías de sensorización desplegadas cerca de los lugares de extracción de gas natural, tanto en las infraestructuras de almacenamiento como en las tuberías, permitirán que la industria detecte fugas invisibles en tiempo real. Redes de sensores IoT conectadas por wireless a la nube proporcionarán una monitorización continua de la enorme infraestructura gasística, lo que permitirá detectar fugas en cuestión de minutos y no de semanas, reducir la polución y los deshechos, así como la posibilidad de que se produzca una catástrofe.

En el corazón de la investigación se encuentra la fotónica de silicio, una tecnología evolucionada que transfiere datos por la luz, lo que permite realizar computación en tiempo real a la velocidad de la luz. Estos chips podrían incorporarse en una red de sensores en el suelo, dentro de cualquier infraestructura o incluso volar en drones autónomos, obtener información que sumada a los datos en tiempo real del viento, satélites u otras fuentes, podrían utilizarse para construir complejos modelos medioambientales para detectar el origen y cantidad de los agentes contaminantes cuando se desencadenen.

Haciendo visible lo invisible
IBM Research continúa investigando para crear nuevos instrumentos científicos, tanto dispositivos físicos como herramientas avanzadas de software, diseñados para hacer visible aquello que es invisible en nuestro mundo, desde un nivel macroscópico hasta la nanoescala. “Crear nuevos instrumentos que nos ayuden a ver el mundo de maneras totalmente diferentes es una gran tradición de la comunidad científica”, señala Darío Gil, vicepresidente de Ciencia y Soluciones de IBM Research.

“Gracias al avance de la inteligencia artificial y la nanotecnología podremos crear una nueva generación de instrumentos que, en los próximos cinco años.
Síguenos en Twitter:
Hazte fan de nuestra página en Facebook:
Comparte:

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Siguiente... »