Gobierno de USA entrega autorización a Google para llegar a la Luna

Pendrive, Elephone, El mejor pendrive del 2018, biometrico, pendrive biometrico

La iniciativa de Moon Express se transformó en el primer proyecto privado para viajar más allá de la órbita de la Tierra en misiones espaciales.

WASHINGTON.- Luego de meses de reuniones, el gobierno de Estados Unidos decidió otorgarle la autorización a Moon Express para que lance un cohete que llegará a la Luna en 2017. Con esta medida, la iniciativa participante del proyecto Lunar X Prize de Google, se transformó en la primera empresa privada en recibir el permiso para adentrase más allá de la órbita de la Tierra y llegar al satélite natural.

El consenso en esta decisión no estuvo exento de problemas, ya que por ahora Estados Unidos no cuenta con algún marco regulatorio que trace lineamientos sobre las misiones de empresas privadas que quieran explorar el espacio exterior. Si bien en el Congreso norteamericano se encuentra trabajando en alguna legislación que permita este proceso, las autoridades no creen que esté listo antes del lanzamiento programado por Moon Express.

Actualmente, las empresas privadas que quieran lanzar un cohete desde suelo estadounidense, ya sea para posicionar satélites comerciales o de investigación, o para enviar o retirar materiales de la Estación Espacial Internacional deben solicitar la autorización de la Administración de Aviación Federal (FAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, sin embargo, el organismo no tiene jurisdicción sobre los materiales que misiones como la de Moon Express podrían traer desde la Luna. Entre las legislaciones existentes, Estados Unidos forma parte de los 104 países que firmaron un acuerdo internacional llamado "Tratado del Espacio Exterior" que regula la forma en que se conducen las misiones hacia el espacio, sin embargo las compañías privadas aún no están dentro de esta regulación. Un aspecto de la administración de Barack Obama continúa trabajando para solucionar. Para esta oportunidad, y ante la inexistencia de directrices que permitieran a Moon Express cumplir con su misión, la compañía privada decidió entregar su propio marco regulatorio con más información de la requerida por la FAA en otro tipo de lanzamientos. En el documento entregado, y los meses de reuniones que culminaron en la decisión de otorgar el permiso, se detallaron todos los pasos y procesos que se cumplirán en el viaje a la Luna y los motivos de este.

Si bien la FAA no tiene poder sobre los movimientos que las empresas privadas realicen fuera de los límites de la Tierra, Moon Express le aseguró a la institución que seguirán las medidas del Tratado del Espacio Exterior en tres puntos fundamentales para la compañía. En primer lugar, sostuvieron que era necesario que las organizaciones gubernamentales supervisen y autoricen los viajes de todas las misiones espaciales que despeguen dentro de sus fronteras. En segundo lugar, prometieron respetar la "protección planetaria" detallada en el tratado que propone evitar la contaminación de otros mundos con bacterias terrestres. Finalmente, Moon Express también aseguró que serán respetuosos con las otras misiones espaciales existentes -actuales y anteriores-, lo que "básicamente significa que no pasaremos por sobre la huella de Neil (Armstrong)", destacó Bob Richards, CEO de Moon Express a The Verge.

El futuro legislativo de las misiones privadas en el espacio Si bien Moon Express es la primera empresa en obtener una autorización para realizar una misión espacial tan lejos de la órbita terrestre, ciertamente no es la única que tiene los ojos puestos en este desarrollo científico. Compañías como SpaceX, del multimillonario estadounidense Elon Musk; Mars One, que busca llevar la primera colonia de personas al suelo marciano; Blue Origin, fundada por el creador de Amazon Jeff Bezos; Virgin Galactic; entre muchas otras, buscan desde hace años sus propios objetivos fuera de los límites de la Tierra. Ante esta situación, la existencia de un marco regulatorio de estas misiones se hace cada vez más relevante. Es por esto que el gobierno norteamericano y algunos congresistas se encuentran trabajando en legislaciones que permitan regular de mejor manera esta situación.

Decisión importante si se considera que durante la próxima década podrían comenzar a viajar personas fuera de este planeta. SpaceX pretende lanzar su primer cohete a Marte en 2018, lo que sería una de las primeras pruebas para comenzar a colonizar el planeta rojo. En esta misión, también se podrían traer muestras de otro planeta, y la FAA actualmente no cuenta con autorización para revisar y monitorear estos proyectos. El representante republicano por Oklahoma, Jim Bridenstine, decidió tomar las reglas impuestas por Moon Express en esta oportunidad para incluirlas en el proyecto para confeccionar una Acta de Renacimiento Espacial y comenzar su discusión en el congreso estadounidense. Uno de los puntos que Bridenstine destacó fue otorgarle a la FAA la autorización para solicitar información detallada sobre los programas de las misiones espaciales privadas.
Síguenos en Twitter:
Hazte fan de nuestra página en Facebook:
Comparte:

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Siguiente... »