Como ser padre de un niño deportista y no morir en el intento

Pendrive, Elephone, El mejor pendrive del 2018, biometrico, pendrive biometrico
Cuando se tiene en casa un hijo deportista, es muy importante el apoyo familiar, sin embargo, involucrarse demasiado en ocasiones genera conflictos, sobre todo si hablamos de niños, quienes no ven el deporte del mismo modo que los adultos.

Aquí te traemos unos tips sobre cómo apoyar a tu hijo deportista y no morir en el intento.


1. Organizar el tiempo. Todas las actividades que realizan los niños son importantes, no se debe dejar a un lado la escuela por el deporte y viceversa. Debe haber tiempo para todo, sin necesidad de fatigar al niño con cantidades abrumadoras de disciplinas, en las cuales no se va a poder destacar al mismo tiempo. 


2. Ser madre o padre, no entrenador. El niño recibe en clases las directrices de sus profesores y entrenadores, que son en quienes confiamos como padres para que les enseñen. Sí damos instrucciones distintas bloqueamos a nuestros hijos, quienes al final no sabrán a quien obedecer al momento de la práctica.

3. La prioridad tiene que ser la diversión. Nuestros hijos deben practicar el deporte que les guste, que les divierta y hacerlo siguiendo esa premisa. El niño es de juegos, en el momento en el que la actividad empieza a ser una exigencia desertan por la presión que los padres ejercen sobre ellos.

4. No criticar sus errores. Los niños se frustran con facilidad y más aún cuando son los padres los que constantemente los están corrigiendo en el ámbito deportivo. Generar confianza y apoyarlos cuando cometen errores es más productivo. Los padres estamos para orientar el comportamiento de nuestros niños, no para criticar si hicieron un mal pase en el fútbol.

5. Acompañarlos y estar siempre presentes. No hay nada más emocionante para un niño que ver a sus padres en la tribuna mientras compite, apoyándolo y coreando su nombre. Asistir a las prácticas y a las competencias es muy importante.

6. Dar el ejemplo. Respetar a los entrenadores, árbitros y demás jugadores es un principio básico que se les enseña a los deportistas y los padres deben reforzarlo, evitando pelear, criticar, ofender o menospreciar la actuación de estos durante las competencias o prácticas deportivas.

7. Evitar premiarles por los resultados. El niño debe esforzarse por lograr los objetivos que se propone al practicar algún deporte, no por un obsequio que conseguirá de su padre si hace un buen tiro o si mete gol. En cambio, una felicitación, una palabra de aliento y hasta una cena fuera de casa para compartir experiencias de lo ocurrido, traerá mejores resultados.

Disfrute con su hijo de las actividades que realiza, nunca se sabe sí se tiene a un Michel Phelps en potencia dentro de casa.

Síguenos en Twitter:
Hazte fan de nuestra página en Facebook:
Comparte:

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Siguiente... »