La biblioteca que hospeda los libros más extraños del mundo

Pendrive, Elephone, El mejor pendrive del 2018, biometrico, pendrive biometrico
La increíble Biblioteca Beinecke es impresionante tanto por su arquitectura como por su única e incunable colección de libros, a cuál más raro que el anterior.

Existe un lugar extraño por fuera y por dentro; muy acorde a su contenido. Es una biblioteca, pero no una biblioteca normal. Se encuentra en la Universidad de Yale y en ella se encierran algunos de los manuscritos e impresos más extraños del mundo. Hablamos, por supuesto, de la Biblioteca Beinecke de libros raros y manuscritos. Pero ¿qué se puede encontrar dentro de ella y por qué es tan extraña? Vamos a dar un paseo por su interior.


De fuera hacia adentro, la Biblioteca Beinecke

Cuando nos acercamos al edificio probablemente nos sorprendamos de su estructura. Es como una especie de panteón extraño, elevado y geométrico, en travertino blanco, sujeto por un curioso entramado cuadrado de hormigón, suspendido sobre cuatro enormes columnas que se hunden hasta 15 metros en la tierra. De pronto, nos percataremos de un ligero detalle: el edificio no tiene ni una sola ventana, ni un orificio. Algo extraño. Pero no llegará a sorprendernos hasta que no entremos dentro de la Biblioteca Beinecke. Porque al pasar a su interior veremos que la luz no se queda fuera del edificio, sino que traspasa, de alguna manera, el travertino, dejándolo traslúcido. De esta forma, la luz acompaña a la perfección un ambiente calmo y extraño, increíblemente acorde con el contenido de la biblioteca.


Pero, ¿cómo es su interior? La Biblioteca Beinecke posee una vasta colección de libros almacenados en una estantería de cristal interior. En ella se almacenan hasta 180.000 libros de manera segura.Sólo una pequeña fracción de los 600.000 manuscritos almacenados en el impenetrable subsuelo de la biblioteca. La arquitectura y la iluminación son perfectos para la conservación de su importante contenido ya que la luz y las condiciones ambientales son los factores clave en el deterioro de los libros. Pero en la Biblioteca Beinecke estos factores se controlan a la perfección para evitar perder o dañar a algunas de las extrañísimas y fascinantes obras que atesora.

Libros extraños y perdidos

A finales del Siglo XIX, explican los encargados de la biblioteca, la inestimable colección de libros raros e incunables se encontraban en una estantería especial de la Biblioteca de Yale en el Dwight Hall. Tiempo después se construyó la Sterling Memorial Library, lo que atrajo más y más libros extraños a su ya impresionante colección. Fue en los años sesenta del siglo pasado cuando Yale se hizo cargo de que la biblioteca de Sterling no podía albergar semejante (y creciente) colección. Así que gracias al patrocinio de varios mecenas, la Biblioteca Beinecke abrió sus puertas en 1963. Por aquél entonces la biblioteca contaba con unos 140.000 libros extraños, muchos más manuscritos y tres colecciones especiales: Literatura americana, Western Americana y Literatura germánica.


Desde entonces, de numerosas colecciones, provenientes de coleccionistas privados y familias acaudaladas, han ido siendo donados todo tipo de libros. La Biblioteca Beinecke se ha convertido así en un repositorio de libros impresos antes de 1750, manuscritos anteriores y otros ejemplares raros por ser ediciones únicas o, sencillamente, no existir más ejemplares en todo el mundo. ¿Qué podemos encontrar entre sus paredes? La Biblioteca Beinecke contiene numerosos manuscritos de la edad media e incluso anteriores, escritos en papiro. Documentos incunables y únicos, realizados a mano y que incluyen poesía, textos espirituales o de arquitectura. Entre ellos destacan algunos de los manuscritos más interesantes de alquimia que podamos ver en el mundo. Por ejemplo, un ejemplar del Alchimia opvscvla [...] de Francoforti o textos armenios muy anteriores y que harían temblar de emoción al mismísimo H. P. Lovecraft. La joya indiscutible de la biblioteca es un ejemplar de la primera Biblia impresa de Gutenberg, el incunable más famoso del mundo y que simboliza el inicio de la era de la imprenta. Y es que su producción dio comienzo a la impresión masiva de textos en Occidente. Tras su impresión, fueron rubricados e iluminados a mano por especialistas, lo que hace que cada ejemplar sea único.


Actualmente sólo quedan cuarenta y ocho ejemplares, aunque no todos están en buen estado (ni mucho menos), por lo que técnicamente el número de libros es aún menor. Pero si eso no impresiona, la Biblioteca Beinecke también aloja el único ejemplar del misterioso Manuscrito Voynich uno de los documentos que se consideran más extraños y difíciles de descifrar. Éste es un libro ilustrado, de contenidos desconocidos, escrito hace unos 500 años por un autor anónimo en un alfabeto no identificado y un idioma incomprensible, el denominado voynichés. Muchos expertos creen que es un libro "codificado". Otros opinan que es sencillamente una broma. Según estudios publicados en 2014, el origen del manuscrito podría ser mesoamericano. Esta hipótesis está basada en la imagen de alguna de las plantas ilustradas en el manuscrito y en el hecho de que el estilo con el que están realizadas dichas ilustraciones concuerda con el estilo usado en ilustraciones botánicas del siglo XVI en México. Sin embargo, todavía no tenemos idea alguna de qué dice en su texto, si es que realmente dice algo. Un misterio más que resolver encerrado entre las paredes de tan ilustre biblioteca.
Síguenos en Twitter:
Hazte fan de nuestra página en Facebook:
Comparte:

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Siguiente... »