Cómo afectará el fin del soporte de Windows XP a usuarios y cajeros automáticos

Pendrive, Elephone, El mejor pendrive del 2018, biometrico, pendrive biometrico
telecajeros_windows_xp12 años, cinco meses y 14 días. Esa va a ser la duración definitiva del soporte de Windows XP al 8 de abril,
día en que Microsoft terminará de desarrollar parches y soluciones de problemas para la plataforma.

La fecha es conocida desde hace un par de años pero a medida que se acerca, ha tomado mayor relevancia, junto a los posibles peligros que representaría para equipos alrededor del mundo. Pero, ¿qué significa que Microsoft termine el soporte de XP? "Significa que la compañía no va a desarrollar parches o actualizaciones de seguridad ante nuevas vulnerabilidades que puedan detectarse", explica Francisca Arenas, Gerente de la División Windows de Microsoft Chile, a Emol.

Esto no significa que un computador con XP quede inutilizable, pero sí estará expuesto a potenciales ataques en el futuro. Microsoft ha dicho que seguirá actualizando la base de datos de malware hasta julio de 2015, pero ese trabajo será para fabricantes de antivirus (y para el propio Malicious Software Removal Tool de la compañía). "Pero los antivirus no dan el 100% de la protección que se requiere. Por ejemplo, si se descubre una vulnerabilidad, no se desarrollará un parche", explica Arenas, aclarando que, en términos concretos, desde el 8 de abril no habrá más actualizaciones para Windows XP.

¿Qué puede hacer un usuario? Las opciones son varias. La recomendada por Microsoft es cambiar de equipo, pasando a uno más moderno, capaz de correr Windows 8, su última plataforma, lanzada en 2012. Para esto, la compañía y los fabricantes asociados a ella están preparando una serie de descuentos y/o promociones para incentivar la adopción de la nueva plataforma. Según Arenas, estas acciones deberían ser detalladas cerca del 8 abril.

La otra alternativa para dejar XP sin cambiar el computador es hacer un formateo del equipo, apuntando a instalar una versión más nueva de Windows. Ahora, aquí los problemas son varios: desde 2012, Microsoft sólo vende licencias de Windows 8 a sus usuarios, por lo que la instalación de Vista o Windows 7 no es una posibilidad (a menos que se haga a través de software pirata). Después se debe considerar que el equipo debe cumplir una serie de requerimientos técnicos para usar el nuevo sistema operativo (procesador de al menos 1 GHz, 1 GB de RAM, 16 GB de espacio) y aún así, la licencia de Windows 8 tiene un costo de entre $60.000 y $90.000.

Ya sea con un computador nuevo o una actualización del actual, los interesados en actualizar pueden usar la herramienta "PCmover Express for Windows XP", desarrollada por Laplink y liberada por Microsoft, para facilitar el traspaso de datos y configuraciones hacia el nuevo entorno.

El riesgo para los bancos

A pesar de las advertencias, lo cierto es que la situación no es tan complicada para los computadores. Según el portal para desarrolladores W3Schools, sólo un 11% de la masa total de usuarios todavía utiliza Windows XP. El tema es más complejo en el mercado de los cajeros automáticos donde, según NCR, sólo un tercio de los 2,2 millones de equipos alrededor del mundo habrán pasado a una plataforma más nueva antes del 8 de abril.

Otro punto a considerar, según Francisca Arenas, es que "hay un porcentaje que no es la mayoría pero sí es importante que usa una versión de Windows que se llama 'Windows Embedded' y que tiene soporte por dos años más".

Sobre el cambio desde XP, la ejecutiva afirma que se están trabajando en proyectos de migración con los bancos, tanto para sus computadores de escritorio como para los cajeros, aunque estos trabajos están siendo supervisados por socios tecnológicos de cada institución. La medida se aplica a nuestro país, donde desde la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras confirmaron que "la banca viene trabajando este tema desde hace mucho tiempo para cautelar potenciales riesgos". De todas formas, desde Microsoft aseguran que los riesgos en el caso de un cajero son menores a los de un computador ya que estos equipos no forman parte de una red abierta y pública como la internet.

Finalmente, Arenas confirmó que las empresas pueden negociar una extensión del soporte de Windows XP de forma particular, pero afirmó que es un programa muy caro al que se debe postular  y que debe ser parte de un proceso de migración a versiones más nuevas.
Síguenos en Twitter:
Hazte fan de nuestra página en Facebook:
Comparte:

Siguiente
« Prev Post
Anterior
Siguiente... »